martes, 11 de marzo de 2008

Sotero Cayo Miltos

Nació en el año 1843 en Concepcion del Paraguay. Inició sus estudios en el Colegio Mayo de Buenos Aires, dirigido por el educacionista Zinny. Se distinguió por su contracción al estudio. Puntual y disciplinado.
Poseía correctamente el francés y aprendía el latín. Prosiguió sus estudios en Francia. Graduóse en derecho en la Universidad "La Sorbona" de París.
Regresó al Paraguay en 1869. Las necesidades de la vida, angustiosa en aquel tiempo, le obligaron a dedicarse al comercio. Perteneció a la firma Jara, Miltos y Cía. de la Asunción, formada por Juan Antonio Jara, a quien el porvenir deparaba una brillante actuación pública.
Cayo Miltos intervino en las actividades políticas desde 1869. A poco de fundarse el "Gran Club del Pueblo", que presidía Facundo Machaín, y que, según lo afirma Cecilio Báez, componíase principalmente de los jóvenes que habían vivido en el extranjero durante el gobierno de los López y de los hombres que habían militado en la "Legión paraguaya" durante la guerra contra la triple alianza. la ideología tenía su abanderado en Cayo Miltos. Este sector político se denominó "Club del Pueblo". Adquirió una imprenta y dio vida a La Voz del Pueblo, cuya redacción se encomendó a Juan Antonio Jara, Angel Peña y Cayo Miltos. defendían ya la causa del Paraguay en la guerra que había finalizado días antes, en Cerro Corá. Es que, según el citado historiador Báez, esa agrupación, el "Club del Pueblo", componíase principalmente de los ciudadanos que habían hecho la campaña del Paraguay en los ejércitos de Solano López.
En las elecciones del 3 de julio de 1870, Cayo Miltos, candidato del "Club del Pueblo", fue electo convencional por Concepción.En sesión del 20 de agosto prestó juramento ante la Asamblea Nacional. Tomó asiento en la bancada de la minoría.
Desde las primeras sesiones de la Convención se destacó la personalidad de Cayo Miltos como leader del sector minoritario. Su apostura arrogante, su cultura enriquecida con principios libertarios, sus afanes de paz y de trabajo, le hicieron ocupar uno de los primeros puestos entre los adalides de la Asamblea Constituyente.
En el golpe del 31 de agosto de 1870, que culminó con la reposición de Cirilo Antonio Rivarola en el mando, como presidente provisorio de la República, Cayo Miltos triunfo sobre Juan Silvano Godoi y se le designo Presidente del Superior Tribunal de Justicia.
A consecuencia de ese golpe de estado fue designado presidente del Superior Tribunal de Justicia, en substitución de Facundo Machaín. Miltos también reemplazó a Machaín como miembro de la comisión redactora del proyecto de Constitución, por resolución de la Asamblea Nacional de 1870. Fue entonces, más que siempre, la exaltación de su palabra cálida, armoniosa y elegante. La Asamblea Nacional recogió su acento de orador elocuente y se extasió en la admiración de sus virtudes de tribuno.
En sesión del 24 de noviembre, Cirilo Antonio Rivarola fue electo, por treinta y cuatro votos, presidente de la República. En la misma sesión, Cayo Miltos quedó ungido, por treinta y tres votos, como vicepresidente de la Nación.
Cayo Miltos falleció en la Asunción, hallándose en ejercicio de aquél alto cargo, en diciembre de 1871. Su muerte produjo consternación, su desaparición restó a la literatura nacional un orador prestigioso y a las actividades políticas un ciudadano de doctrina, un estadista que se iniciaba vigorosamente en la dirección de los negocios públicos.
Cayo Miltos dejó un libro, editado en París en 1867. Se intitula Citoyen Paraguayen – Mensonge e verité – Guerre du Paraguay.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Leer el mundo blog, bastante bueno